top of page

Apaga la cámara de tu dispositivo

Tapa con una cinta o una cubierta la cámara de tu ordenador. Apenas le damos importancia pero con este simple gesto podemos evitar preocuparnos de que alguien pueda grabarnos sin que lo sepamos y evitar ataques a distancia que pongan en peligro nuestra privacidad.

Más allá de tapar la cámara, hay otras medidas de seguridad que puedes tomar. Por ejemplo, comprobar que el vídeo no está encendido antes y después de cada videoconferencia. Acostúmbrate a tener la cámara desactivada por defecto, de modo que tengas que encenderla manualmente cada vez que la quieras usar.


¡Nuestra privacidad no es un derecho!

0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page